lunes, 8 de febrero de 2010

Pintar las estrellas

Mi última columna publicada en Avuelapluma

Mientras escribo esta columna nuestro Presidente acude a Washington a ver a nuestro Señor en la Tierra, oséase, Barack Obama.

Y allí, cuando ustedes lean esto, habrán celebrado algo que se llama “Desayuno Nacional de la Oración” que celebra la muy ultra-conservadora organización cristiana “The Family”… La Familia. Si el evento tuviera lugar en algún pueblecito de Nápoles habría mucho que sospechar… La Familia, pronúnciese con la voz ronca de Don Vito Corleone en El Padrino… pero tratándose de Washington e interviniendo los jerarcas fundamentalistas del país podemos desechar las sospechas para darlas por plenamente confirmadas.

No me molesta para nada que la gente rece. Hay dioses de sobra donde elegir. Lo que no comparto es esa renuncia expresa al laicismo y a la separación Iglesias-Estado que ha perpetrado nuestro Presidente, que me representa a mí, ateo impenitente, y a ustedes, que a lo mejor son católicos, o budistas, o creyentes en la Alcaldesa de Cáceres, rezando como Jefe del Gobierno por todos nosotros.

Al César lo que es del César, a Dios lo que es de Dios, leemos que dicen que dijo Jesús. Pero estas religiones nuestras - tan humanas – han terminado por pensar que invertir en el más allá renunciando a lo temporal no es de gran provecho, mejor ocuparse del más acá y los beneficios terrenales.

Vincent van Gogh dijo una vez que “cuando siento la necesidad de religión salgo de noche a pintar las estrellas”. He aquí mi rezo: ojalá tuviéramos gobernantes que ante el vértigo del poder religioso prefiriesen pintar las estrellas a sacrificar los principios.

3 comentarios:

Interecónomo dijo...

Pues por una vez estamos de acuerdo.
Yo veo a ZP pintando estrellas en el parquecito de Moncloa mientra España se hunde.

El paro es una lacra social porque seguro que muchos parados se ponen a rezar. ¡Oh, my God!

Pero que el líder de la izquierda vaya a rezar con los imperialistas de EEUU supongo que debe fastidiar bastante...

¡Que IU presente moción de censura ya!

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

Recuerdo a un "cristiano" que dijo una vez "jamás escribiré nada en ese blog blasfemo".

Coherencia pura... hasta el final.

Teófilo dijo...

No se preocupe, yo no fui.
Ha sido Munilla el que me ha traído hasta su apasionante blog.

Pero me congratula ser el único teófilo que asoma por aquí. Eso demuestra cierta cerrazón.

Aunque no me extraña... ¿siempre ignora directamente los comentarios críticos, racionales y justificados, a sus artículos?