domingo, 26 de julio de 2009

Unos vinos... divinooossss

¿Quién dijo que dios no tiene apetencias carnales? No sólo eso, sino que incluso - será por la crisis de público en sus iglesias - ya empieza a abrir otras parroquias, como la que véis más arriba.

La foto me la envió mi amigo Valentín y sin duda que allí se sirven unos vinos divinos ¡y sin necesidad de que se conviertan en sangre!

En esta iglesia yo también quiero ser parroquiano.

2 comentarios:

Heli dijo...

Gracias por tener una cita tan estupenda en la cabecera del blog, me inspiró una entrada. :)

joaquin dijo...

Hola. Si Pedro Almódovar ha criticado a la iglesia católica en Alemania, lo que Pedro debería hacer es aprender de Rociito y Antonio David, y pedir la nulidad bautismal (no la matrimonial). Es una opinión mia.