lunes, 2 de febrero de 2009

Objetar a los padres

Mi última columna publicada en el semanario cacereño "Avuelapluma"
Coincido plenamente con Oscar Wilde en que “actualmente, pocos padres prestan atención a lo que sus hijos dicen. El antiguo respeto hacía los jóvenes está muriendo con rapidez”. Grandes males se originan de esta situación. La gerontocracia – es cosa bien sabida a lo largo de la historia – conduce a sociedades tan apegadas al pasado que terminan progresando hacia atrás.

Cierto que algunos jóvenes dicen muy poco a favor del optimismo en las nuevas generaciones, pero considerémoslos las pertinentes excepciones al aforismo wildiano.

Varios padres han contemplado con escándalo la decisión del Tribunal Superior de impedir su objeción de conciencia ante la asignatura “Educación para la ciudadanía”, verdadero instrumento satánico donde se enseñan ¡en pleno siglo XXI! valores democráticos, tolerancia, aceptación de otras identidades culturales y sexuales, libertad de conciencia y principios constitucionales… Y ya se sabe que las virtudes públicas las carga el diablo.

“Objeción de conciencia” dicen. Hasta hace poco identificaba a quienes estaban en contra del servicio militar y más generalmente en contra de la guerra y cualquiera de sus promotores: las fábricas de armas, los intereses económicos y los gobiernos cómplices. También hacía referencia a la “libertad de conciencia”, es decir, a la defensa de una sociedad donde las religiones son un asunto estrictamente privado (de conciencia personal). Pero al igual que las personas, las palabras también se derechizan.

Antes he dicho que el Tribunal Supremo va a impedir que algunos padres puedan objetar a Educación para la Ciudadanía. Y es que son los padres – no los niños – los que objetan. Este es otro de los grandes males de nuestro siglo: la permanente necesidad de los padres de realizarse a través de sus hijos. Padres que quieren ser violinistas, danzarines, atletas consumados o futbolistas y, en consecuencia apuntan a sus respectivos vástagos – en plena formación de su identidad propia y aficiones – a la Escuela o Club respectivo. Y lo mismo vale en religión. ¿Existen los niños, más aun, ¡los bebes! “católicos”? Pongan por caso a un militante de un partido político que tiene hijos. Sin embargo nadie concibe que se diga de los mismos “mira, ahí van los niños socialistas, populares o comunistas” y sin embargo, la religión de los padres se convierte en la religión de los niños, aunque aun no tengan la madurez de conciencia cómo para saber a qué optan. Niños musulmanes, niños judíos, niños cristianos…

El mundo mejorará cuando aprendamos a dejar a nuestros dioses en sus parroquias y en nuestras casas, cuando en las escuelas se enseñe cómo pensar (y no qué pensar) y los padres busquen que sus hijos se realicen “para sí” y no “para sus progenitores”.

13 comentarios:

Daniel M. Cruz dijo...

Demuestra con su columna varias cosas:
1º. Que no tiene la más mínima idea de qué significa la "objeción de conciencia" de cuándo y por qué se incluyó en el derecho internacional, y sobre todo, de cuál es su función.

2º. Que no se ha leído los Reales Decretos que implantan EpC en España. Y si los lee y los aprueba será únicamente porque los redacta el PSOE porque estoy convencido de que el mismo texto (en el que, por ejemplo, se dice que el objetivo de la asignatura es "conformar la conciencia moral de los alumnos") lo hubiese redactado el PP la reacción de los reaccionarios hubiera sido muy diferente.

3º. Está ud. bastante obsesionado con el tema de la confesionalidad atea. ¿Qué tiene que ver la objeción de conciencia con la libertad reliosa? ¿Desconoce que muchos de los padres objetores objetan por convicciones morales no religiosas, en aras de la libertad ideológica?

4º. No debe tener ud. hijos. ¿Me equivoco? Porque si los tuviera se daría cuenta de que un hijo/a es un libro en blanco totalmente manipulable por el vecino. Y los padres (todos los padres responsables) lo que quieren es transmitirles y dales lo mejor de ellos mismos y de la sociedad. Eso incluye las convicciones morales, los planteamientos de vida.

¿Ud. bautizaría a su hijo siendo ateo? ¡Claro que no! ¿Entonces cómo exige a un creyente que trate a sus hijos como si fuera ateo?

Eso es totalmente irracional.
Sale aquí a relucir lo de siempre: ser ateo es válido, lógico y defendible; ser creyente es irracional, anticuado e insostenible.

Se equivoca.

Durruti dijo...

Hombre... si a usted le parece "racional" el sostener como hecho a estas alturas del milenio el que se pueda enseñar obligatoriamente por la imposición de los padres o por imposición de una casta sacerdotal sectaria que un tal Jesusito "nació de una virgen", "resucitó cadáveres", "multiplicó panes y peces", que el mismo Jesusito muere y luego "resucita" (ja, ja, ja, ¡como el ave fénix!) y a los tres días va el tipo y sube como un cohete "al cielo" (¿Por qué galaxia irá en estos momentos me pregunto?). Y, para más inri (¡esto del "inri" no va con segundas!, ja, ja, ja) a su madre la presunta "virgen" (je, je, je) la hacen levitar nuevamente como un cohete supersónico una vez fallecida para "subirla al cielo" también je, je, je. Y a todo esto añadásele todo el resto de disparates surrealistas habidos y por haber, los cuales ya han sido desmontados y triturados por inverosímiles y por imposibles en excelentes y muy lúcidas libros críticos al respecto.

¡Venga hombre! ¡A otros con esa vaina a estas alturas! :o)

Durruti dijo...

...lúcidos libros críticos es lo que quise escribir, pero es que hasta mi teclado es más rebelde que yo y se empeña en ir a su bola, je, je, je :o)

Durruti dijo...

Parece que el teclado está empeñado en hacérmelas "pasar putas"... otro jodido salto de tecla en: añádasele. ¡Me tiene frito! je, je, je. :o)

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

2º. Que no se ha leído los Reales Decretos que implantan EpC en España.

¿Y exactamente en qué está usted en contra de los mismos? Dígame los párrafos o los capítulos cuestionables.

"4º. No debe tener ud. hijos. ¿Me equivoco? Porque si los tuviera se daría cuenta de que un hijo/a es un libro en blanco totalmente manipulable por el vecino"

¡Por supuesto que son manipulables! De ahí la obsesión enfemiza de la Iglesia por adoctrinarlos desde pequeñitos, por manipularlos, por inculcarles su visión sesgada, parcial y falsa de la vida y del universo.

¿Sabe que en las primeras comunidades cristianas no se bautizaba hasta la edad adulta ¡siguiendo el ejemplo de "su Salvador! y que destacados Padres de la Iglesia pusieron el grito en en el cielo - nunca mejor dicho - ante algunos epíscopos que querían bautizar a los niños?

Y entonces, la Iglesia descubrió que los niños son más manipulables que los adultos y el ejemplo del Salvador se tiró a la papelera...

¡Si sólo hubiese sido ese ejemplo!

Daniel M. Cruz dijo...

Para Durruti:
- El milenio acaba de comenzar. No sé qué quiere decir con "a estas alturas del milenio".
- Es racional creer en el Dios de Jesucristo, en sus testigos, en su Iglesia.. siempre que uno tenga fe suficiente. No es racional tomar la Biblia al pie de la letra con la cosmovisión del siglo XXI.
- Todos tenemos fe en algo (aunque ese algo sea la razón humana).

Para D. Victor:
- Supongo que reconoce mis argumentos 1º y 3º...
- Cuando digo que los hijos son un libro en blanco y copian todo (incluído lo que ven en TV, lo que hace el vecino, etc) omito, evidentemente, que uno quiere para sus hijos lo mejor.
Y esto no se limita a lo religioso. Se trata de educación, de modales, de valores, de conductas, de gustos, de estética, de sentimientos... de todo lo que el hombre es (y aprende UNICA Y EXCLUSIVAMENTE por imitación durante las primeras décadas de su vida - en los mejores casos).
Y como resulta que un buen padre QUIERE A SUS HIJOS, los ama por encima de todas las cosas y quiere que aprendan y posean lo que él cree que les conviene en la vida, por eso no renuncia a su derecho fundamental e inalienable a su educación, incluídas su educación moral y, en su caso, religiosa.

En cuanto a los Reales Decretos, es una cuestión bastante compleja y hay que dedicarle tiempo. A mí, que soy docente, me enseñaron a leer la letra pequeña y a comparar siempre un currículum con el anterior (en este caso la materia de "Ética").

Pero baste como muestra, un botón. Nada más empezar a desarrollar la EpC de la ESO (RD 1631/2006), tras la exposición de motivos, se explica cómo se van a conseguir mejores ciudadanos:

(En estas materias) "se profundiza en los principios de ética personal y social y se incluyen, entre otros contenidos, los relativos a las relaciones humanas y a la educación afectivo-emocional, los derechos, deberes y libertades que garantizan los regímenes democráticos, las teorías éticas y los derechos humanos como referencia universal para la conducta humana".

En un momento:
> Se distingue una "ética personal" y otra "ética social" (que se desarrollará más adelante, impuesta por el Estado de ZP).
> Se habla de educación afectivo-emocional, introduciendo ya conceptos de la Ideología de Género (que está embebida por todas partes).
> Se empieza a hablar de "teorías éticas", que más tarde serán tratadas de forma totalmente relativista. Se impone el relativismo moral (todo vale).
> Se plantea el positivismo de los DD.HH. que, en definitiva, es la Carta Magna de la moral y tiene que ser la que guíe nuestra conducta.
Los Derechos Humanos son la guía de la sociedad y de la persona.

No es que esté "bien" o "mal" todo esto. Simplemente es que se entromete en un ámbito que no corresponde al estado (la educación moral) sino a los padres.
Yo, y conmigo muchos padres, le doy un enfoque totalmente diferente a estas cuestiones (sobran cosas, faltan muchas cosas).


Y lo del bautismo de los bebés, pues supongo que sabe que dentro de la Iglesia Católica también hay distintas posturas. Pero en cualquier caso es una cuestión muy "mundana" y de puertas para dentro.
El bautismo no hace mal a nadie (sea que convierte en hijos de Dios a los bautizados, sea que se les moja con agüita). Ya sabrá los motivos reales que tenemos para bautizar a los recién nacidos ((y, NO, no es para que cuenten como católicos - ¿le bautizó a ud. su madre por eso?)).
Y para rito iniciático ya tenemos la primera comunión y la Confirmación.
Cosas de familia, en todo caso, de las que no debería preocuparse un ateo.

Durruti dijo...

¿Es que no sabe usted lo que es una metáfora contextual? ¡Sea más flexible con el estilo expresivo de los demás, por favor, y no trate de imponerme el suyo porque entonces sí que "me va a encontrar" puesto que yo no soy de "los que ponen la otra mejilla" ¡ni de broma! Oiga que uno es un sencillo estudiante de bachillerato; eso sí, con inquietudes diversas como puede comprobar, je, je, je. :o)

Es obvio que usted puede creer en lo que le dé la gana y como le dé la gana (está en su derecho), pero no pretenda que los demás nos traguemos lo que usted se traga tan fácilmente.

El hecho es que el credo cristiano (sobre todo el de línea más literalista, fundamentalista e integrista) está basado en una farza sin pies ni cabeza, así como en la más insidiosa y tendenciosa tergiverzación de hechos y de datos históricos (aunque a usted no le agrade y le escueza el reconocerlo). Y si dicha farza (sólo apta para ilusos o, peor aún, para hipócritas que por intereses varios fingen creer lo que en fondo saben que no se creen) se mantiene al día de hoy (aunque cada día más a la baja) es porque sus seguidores (en general) tienen un pavor que se cagan por las patas para abajo para afrontar el hecho de que una vez llegada la muerte se acabó lo que se daba. Pero de ilusos y de cagones está lleno el planeta. :oDDDD

Las historietas cristianas (y de las religiones en general) suelen servir como un buen narcótico consolador y como un buen placebo frente a dicha realidad.

El concepto de "racionalidad" es opinable, y como yo no soy un filósofo le dejo ese asunto a los entendidos en la materia.

Ahora bien, hasta donde mi conocimiento alcanza, los católicos creen de modo literal en ciertas cosas (dogmas los llaman), y si no se las creen ya no pueden ser denominados católicos, sino otra cosa. Y los católicos creen en disparates tan surrealistas como el que un tal Jesusito "nació de una virgen" de modo literal; que "resucitaba cadáveres" de modo literal (¡menudo disparate!); que el tal Jesusuito "muere y que resucita" de modo literal (¡disparate sobre disparate!); que luego el tipo "sube al cielo" literalmente y demás historietas surrealistas de esa jaez. Y, por si eso fuera poco, se tiene la cara dura de afirmar que el tal Jesusito tiene "el poder de aparecer" mediante "el milagro de la transubstanciación" (¿¡Eh!?, ¿¡Cómo!?) en cuerpo y sangre(literalmente y no como metáfora) en ostias y en vino; eso sí, siempre y cuando que un individuo travestido con sotana realice unos cuantos gestos mágicos y pronuncie una serie de retahilas surrealistas para que, a continuación, los demás se lo traguen "en plan caníbal" en espera de que así se "perdonen sus pecados" y no sé qué más fábulas de ese tipo. Ja!, Ja!, y más Ja! :o)

El que alguien con dos dedos de frente se tome en serio todo esto a estas alturas de la historia (a ver si ahora no se me "solivianta" este buen señor), por no seguir exponiendo el resto de disparates promovidos por la reaccionaria y cada vez más anacrónica y desfasada secta religiosa católica, es que llama a la constante carcajada. :oDDDD

Es por eso precisamente por lo que estoy completamente a favor de que los chavales y chavalas estudien EpC (como orgullosamente lo hará -cuando le toque- mi hermano menor, por ejemplo), para que así, al menos, se les facilite la posibilidad de que puedan contrastar todo tipo de ideas y de posiciones y de perspectivas, motivándoles de este modo a potenciar tanto como sea posible su capacidad crítica, su capacidad de dudar, su capacidad de cuestionarlo todo sin censuras ni cortapisas previas, para de este modo no dar nunca por verosímil ni por cierto lo que no esté demostrado y comprobado como hecho verificable intersubjetivamente mediante la metodología científica. Defiendo que los chavales y las chavalas tienen derecho a conocer y a discutir otras visiones y otras modalidades de estilos de vida del modo más abierto, tolerante y plural posible, sin hipotecarse ante presuntas "verdades reveladas" que traten de imponérseles desde ciertas religiones integristas sin que se les permita, a su vez, la menor oportunidad de promover por igual sus capacidades para dudar, para cuestionar, y para ser escépticos frente a todos aquellos que pretendan que "comulguen con ruedas de molino" difíciles de tragar tanto si les gusta como si no, permaneciendo así encorsetados y constreñidos por la imposición paterna forzada o por la imposición coapcionadora de cualesquiera sectas religiosas particulares, que es lo que, parece ser, más les escuece a ciertos sectores integristas ultramontanos y ultracatólicos más reaccionarios en este país.

Los chavales tienen derecho a conocer y a reflexionar por sí mismos (sin censuras y sin cortapisas previas) de todo y sobre todo lo concerniente a dicha pluralidad ética, sobre la pluralidad de elecciones de modos de vida, sobre la plural diversidad de cosmovisiones, sobre la plural diversidad de ideas, etc., aunque eso a ustedes no les guste o les escueza más de la cuenta. :oDDD

El hecho es que, con EpC o sin EpC (a estas alturas de la historia), no podrán impedírselo de ninguna de las maneras. Y todo esto es totalmente compatible con el respeto a las creencias o a las increencias religiosas o irreligiosas de cada cual, ¡faltaría más!. Ahora bien, lo que, a mi juicio, tendría que estar muy claro es el posicionamiento de laicidad formal y material del estado (no basta la simple "aconfesionalidad" en abstracto) sino que se hace necesario que se emprendan todas las acciones materiales necesarias que eviten que se puedan conceder privilegios o prebendas exclusivas a ninguna religión concreta ni a ninguna casta sacerdotal particular. Es por esta causa que siempre apoyaré, defenderé, y ratificaré todo paso de la sociedad civil en esta línea expuesta, la cual tienda a denunciar y a promover democráticamente, y sin el más mínimo complejo, todos los cambios legislativos necesarios que impidan efectivamente que a ninguna religión, ni a ninguna casta sacerdotal particular, se le otorguen prebendas ni privilegios exclusivos frente al resto de la ciudadanía en toda su vasta y abierta pluralidad.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

¿Qué se enseñe en la escuela ética, derechos humanos e igualdad de género le parece reprobable?

Para empezar ¿de dónde saca que una sociedad no tenga y genere valores propios y laicos?

¿Solo la Iglesia y los padres en su intimidad pueden enseñar valores éticos?

¿Fue la Iglesia la que planteó la democracia? ¿Las libertades? ¿los derechos humanos? ¿La igualdad jurídica, social y económica de la mujer? ¿El respeto a las minorías? ¿La tolerancia ante otras religiones?

Fue la sociedad y el Estado, a partir sobre todo del siglo XVIII, quienes conformaron su propio cuerpo jurídico y ético más allá del cuerpo religioso. Y contra la democracia, las libertades y la igualdad de género luchó enconadamente la Iglesia durante el siglo XIX y parte del XX.

¿Y usted pretende que volvamos atrás? ¿A estos tiempos donde el Estado sí podía enseñar "ética" porque ésta era la moral de la Iglesia?

¿Qué ha de enseñarse? ¿Que la mujer debe estar en casa criando cristianos? ¿Qué hay que mirar con malos ojos a todo el que no piense como nosotros? ¿Qué hay que condenarlos sino tienen nuestra misma religión?

Según su doctrina habría que sacar a los chavales de "Ética", y de "Filosofía" y por supuesto impedir que en Historia lleguen al siglo XVIII. Educarlos en casa para que ignoren todo lo que hay en el mundo, para que no piensen más allá de los dogmas que se les inculcan, para que no conozcan otras visiones, otros planteamientos y menos aún los toleren (eso que ustedes llaman "relativismo moral") y que a clase vayan solo para aprender a contar y a escribir.

Como en el franquismo.

Daniel M. Cruz dijo...

Eso, "como en el franquismo".

Ud. no ve más allá. Se cree que el catolicismo ES el nacionalcatolicismo de Franco.

Y, paradójicamente, está dispuesto a apoyar una moral de estado "laica" (¡como si yo no fuera laico!) que en su caso quiere decir atea-historicista-cienfista-relativista.

Sí, la Iglesia y el pensamiento cristiano han tenido mucho que ver en la forja de los derechos humanos, en la igualdad de la mujer, en la abolición de la esclavitud, en el reconocimiento de los derechos, y en muchísimas otras cosas buenas y positivas para la sociedad. A pesar de que ud. la tenga demonizada por una cuestión de prejuicios ideológicos propios de la Edad Media y no de la supuesta "toleracia" del siglo XXI.

"¿Qué ha de enseñarse?".
Pues todo lo que es compartido por la sociedad y que se reconoce como un saber.
NADA de moral si esta va en contra de los principios de los padres.

Desde luego, que en mi matrimonio hayamos decidido que mi mujer trabaje en casa cuidando mejor que nadie de la educación de nuestros hijos es algo que NOS COMPETE EXCLUSIVAMENTE A NOSOTROS.
Pero es mucho más fácil dejarse arrastrar por las modas, las corrientes ideológicas y las posturas de la mayoría.

Pero lo que más me fastidia de su blog es que se cree con el derecho de ofender a los católicos, de despreciar las creencias y los principios de los demás, de hablar de los cristianos como si fuéramos una especie apestada e irracional en peligro de extinción.

Muy ateo de su parte.

En el fondo, ¿qué le importa a ud. mi opinión? Nada. No tiene ningún motivo para escuchar ni considerar razonamiento ni postura filosófica alguna. Está totalmente cegado por su anticlericalismo apóstata, ateo y relativista.

Lo único que ud. pretende es -tal y como reconoce en el blog- "Y peor aún: ateo militante. Y por si fuera poco tamañas blasfemias pretendo convencer a otros - con argumentos - de que lo sean".
No busca diálogo. No quiere abrir su mente al reconocimiento humilde de nuestras limitaciones (ibi dubium!). No reconoce que ud. también ha forjado su conciencia y su vida en torno a una serie de principios; sí ,principios de esos que por definición no pueden ser demostrados y se sitúan en el plano de la metafísica, de la fe, de las creencias y opciones fundamentales de vida. Por eso
NECESITA convencer a otros porque el único dictado que puede dejarle vivir tranquilo es el de la mayoría (cosa que los cristianos no necesitamos: "Dios y yo, mayoría absoluta", que decía Sta. Teresa). Y, a ser posible, que los que tienen creencias diferentes las dejen en el ámbito privado, en sus casitas, para que ni siquiera la DUDA (ubi dubium!) pueda llegar a ud. mismo y a la sociedad.
¿Podré, al menos, ser católico en casa? ¡Pues sí, pero sin "adoctrinar desde pequeñitos" a mis hijos! ¡Como si fuera únicamente válido adoctrinarlos en el ateísmo que ud. profesa! ¡Vamos, reconociendo que es que yo estoy tonto perdío por haber descubierto la presencia de Dios en mi vida!

Vivir como si Dios no existiera e imponer a los demás tal postura. Esa parece la intención.

¡Irracional, irracional, irracional!
¿Cómo pretende que yo viva como si Dios no existiera si es que resulta que tengo fe en el Dios de Jesucristo? Sería irracional. ¿Acaso cree ud. que yo puedo vivir sin manifestar mi fe abiertamente? Sería represivo. ¿Acaso cree que puedo ser un ciudadano dejando mi religión a un lado? Sería incoherente.
Se equivoca. No por el hecho de ser ateo (¡NO!, eso pronto lo sabremos) sino por la falta de respeto a los demás, a sus personas, a sus ideas, a sus principios y creencias.
Pero, no se preocupe: si lo piensa con un poquito de humildad y filtrando el ego reconocerá que lo único que hace es seguir una tendencia de las masas fruto de factores externos.

Si yo fuera ateo trataría de ser coherente. Tendría claro que mi postura no sería la única válida y trataría de argumentarla, pero sobretodo intentaría desmitificar la vida. Declararía la guerra al "amor" para hablar de "bioquímica". Renunciaría a hablar de "vida" para hablar de "casualidad orgánica".
Me volvería -a conciencia- egoísta, edonista y vividor.
Confesaría que la vida no tiene más sentido que vivirla aquí y ahora. Tendría claro que la "libertad" es ilusoria y proviene del caos en el determinismo físico.
Pediría un funeral civil y que mis cenizas fueran lanzadas al espacio.
Y no perdería el tiempo batallando contra la religión.

Pero como, gracias a Él soy creyente, espero que algún día Dios actúe también en su vida. Sabrá cómo hacerlo y podrá reconocerlE siempre y cuando ud. abra los ojos a la trascendencia.
Así funciona el catolicismo. Es Dios quien habla primero. No es un iluminismo al que uno pueda llegar mediante el pensamiento puro. No se trata de conocimiento intelectual sino de encuentro con la persona de Cristo.

Hace falta tener fe, cierto. No es un camino fácil ni mayoritario (al fin y al cabo). Siempre seremos la levadura en la masa, la luz en las tinieblas.

Si al final tenemos razón, ya se lo harán saber. Si resulta que ud. estaba en lo cierto jamás lo sabremos.

La diferencia entre nosotros es que mientras vivimos esta vida yo siempre trataré de hablar en positivo, respetaré sus posturas y no le despreciaré. Seré yo quien viva acosado por la increencia y proscrito de lo "políticamente correcto", pero eso no importará.
Al contrario, ya sabe que los cristianos nos crecemos ante las persecuciones.


PD: No es necesario que conteste.

Para Durruti dijo...

Perdona, Durruti.
No sabía que eras un "cachorro" ;D.
Se te perdonan todas las faltas de ortografía e imprecisiones (metáforas contextuales).

Tienes razón en que uno debe ser crítico y adoptar posturas, principios y creencias propios.

Pero, por lo que dices, da la sensación de que "propio", "propio", tuyo "propio" hay poco.

Sólo una reflexión:

¿Defenderías?
- El aborto.
- La eutanasia.
- La pena de muerte.
- El laicismo (que no laicidad).
- El anticlericalismo.
- El llamar matrimonio al "matrimonio homosexual".
- El divorcio express.
- Los anticonceptivos.
- El armamento nuclear.
- La visita del Papa a Madrid.
- La pornografía.
- Las drogas blandas.
- La financiación de la Iglesia.
- Las clases de religión.
- La pederastia.
- Las relaciones sexuales precoces.
- Los Simpsons a las 14:00h.
...
¿Coincide tu postura con la que aparece en los medios de comunicación o tienes disparidad de criterios?

A ver si resulta que los cristianos no somos los únicos que asumimos "dogmas".

¿Eres víctima del "Pensamiento Único"?

Si es así, te recomiendo un programa de TV. Se llama "El intermedio". Te gustará...

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

"Sí, la Iglesia y el pensamiento cristiano han tenido mucho que ver en la forja de los derechos humanos, en la igualdad de la mujer, en la abolición de la esclavitud, en el reconocimiento de los derechos, y en muchísimas otras cosas buenas y positivas para la sociedad"

¿Por ejemplo? ¿Cuáles son esas grandes aportaciones a la democracia y la igualdad de la mujer?

"NADA de moral si esta va en contra de los principios de los padres".

Vaya: ¿y sí la moral de los padres va en contra de la Declaración de Derechos Humanos? ¿El Estado no debe proteger aquí los derechos del niño? ¿Y si la moral de los padres consiste en casar a su hija aún en pubertad? ¿De nuevo el Estado se abstiene por estar el derecho de los padres por encima del derecho de los hijos? ¿Y si los padres no quieren para su hijo una enseñanza de calidad?

De nuevo, según su visión, hay que transigir. Olvida que los hijos no son propiedad de los padres y que los hijos, sujetos de derecho, tienen protegidos los mismos como cualquier otro ciudadano.

"Desde luego, que en mi matrimonio hayamos decidido que mi mujer trabaje en casa cuidando mejor que nadie de la educación de nuestros hijos es algo que NOS COMPETE EXCLUSIVAMENTE A NOSOTROS".

Me alegro mucho de que su mujer esté capacitada en filosofía, lengua, literatura, matemáticas, historia, biología, educación para la ciudadanía, inglés que nadie y así no necesiten de que ningún otro pueda intervenir en la educación de sus hijos.

"Pero es mucho más fácil dejarse arrastrar por las modas, las corrientes ideológicas y las posturas de la mayoría".

Lo dice como si el catolicismo no fuera mayoritario, como si el catolicismo no siguiese detentando un poder importante y como si no fuese una "corriente ideológica", aparte de una religión.

"Pero lo que más me fastidia de su blog es que se cree con el derecho de ofender a los católicos"


"En el fondo, ¿qué le importa a ud. mi opinión? Nada".

Le recuerdo que es usted el que entra en mi blog a opinar... Pareciera que le obligo y encima resto importancia a lo que dice.

"No tiene ningún motivo para escuchar ni considerar razonamiento ni postura filosófica alguna".

Hasta el momento aquí no se ha formulado por su parte ninguna "postura filosófica" y es usted el que está plenamente convencido de tener toda la razón del mundo. Dios existe ¿quien puede dudar eso? Más aún: y quien lo dude es un indigno. Aquí se resume la postura de muchos católicos.

"Está totalmente cegado por su anticlericalismo apóstata, ateo y relativista".

No al contrario: el ateísmo me abrió los ojos.

"No reconoce que ud. también ha forjado su conciencia y su vida en torno a una serie de principios; sí ,principios de esos que por definición no pueden ser demostrados y se sitúan en el plano de la metafísica, de la fe, de las creencias y opciones"

He sido forjado por principios que no pueden ser demostrados. Y eso exactamente ¿de donde lo saca? ¿Por inspiración del espíritu santo?

El plano de la metafísica o de la fe no existe como plano. Es, de hecho, un oximoron, un imposible, un juego de palabras y nada más. Dificil se nos hace otorgar "entidad física" a lo que según su postura "está más allá de los físico" y según la mía problablemente no exista, estando en el más acá de las ilusiones y fantasías humanas.

"NECESITA convencer a otros"

No es una necesidad vital. No he matado por ella (su Iglesia no puede decir lo mismo). Lo intento, y siempre con adultos. No me gusta pervertir las mentes jóvenes. Ya crecerán, que puedan pensar por ellas mismas.

"ubi dubium"

Verá, ese es un lema muy excépticos. LO formularon los excépticos de la antigüedad frente a las verdades absolutas de Dios/los dioses existen, por ejemplo.

Donde hay duda hay libertad venía a reclamar una sociedad donde poder dudar de todo, empezando por los dioses mismos, no fuera juzgado como algo criminal.

Lo curioso es que me reclame a mí su derecho a creer y ha hacerme dudar, cuando está planteando que a sus hijos solo los educa usted, que nadie tiene el derecho a ofrecerles otros puntos de vista y que rechaza que la escuela pueda mostrarles otras opiniones, otras éticas y otras posturas morales.

"¿Qué mis hijos sepan que hay personas del mismo sexo que se casan? ¡Ni hablar! ¿Qué mis hijos sepan que hay personas que creen en otros dioses? ¡Por supuesto que no!" Ese es el resumen de toda su postura.

Es usted el que quiere imponer a sus hijos una visión dogmática, absolutista, cerrada y pura de la vida. Pero no se esfuerce mucho... siempre terminan por crecer.

"¡Como si fuera únicamente válido adoctrinarlos en el ateísmo que ud. profesa!"

"¡Vamos, reconociendo que es que yo estoy tonto perdío por haber descubierto la presencia de Dios en mi vida!"

¿Cómo? ¿Dónde está? ¿Le habla directamente?

"Vivir como si Dios no existiera e imponer a los demás tal postura".

De nuevo el error. Aquí los ateos no imponemos nada. No imponemos nuestros símbolos en las escuelas públicas. No imponemos una clase de ateísmo opcional. No imponemos a los demás el matrimonio laico.

Las imposiciones, históricamente, y también en la actualidad, están en su lado.

"¿Acaso cree ud. que yo puedo vivir sin manifestar mi fe abiertamente?"

Vaya gritando por la calle que dios exista. Faltaría más. Pero no quiera imponernos a los demás su credo, que en las escuelas públicas sus símbolos estén hasta en las tazas de los retretes o que dos personas del mismo sexo que ese quieren y NO SON CATÓLICAS no puedan casarse porque un libro escrito hace dos milenios lo dice... el mismo libro que exige lapidar a los que juren en falso o que exige pasar por la espada a las poblaciones (hombres, mujeres y niños incluidos) que no profesaban la fe en el dios único.

"y filtrando el ego reconocerá que lo único que hace es seguir una tendencia de las masas fruto de factores externos".

¿Se refiere usted a toda esa masa que se concentra de vez en cuando en la Plaza del Vaticano?

"Intentaría desmitificar la vida".

Eso intento. Y empiezo por el mito mayor: el de los dioses.

"Me volvería -a conciencia- egoísta, edonista y vividor"

Lo siento, pero eso no puedo hacerlo. ¡No tengo espíritu de sacerdote!

"Confesaría que la vida no tiene más sentido que vivirla aquí y ahora".

Eso por supuesto. Es preferible intentar vivir lo más dignamente ésta y disfrutarla que vivir sufriendo y rezando a la espera de una recompensa en el más allá altamenta improbable.

"Y no perdería el tiempo batallando contra la religión"

PERO DE TODO EL ROLLO ANTERIOR SUYO ÉSTO ES LO IMPORTANTE, LO REALMENTE ESENCIAL PARA USTEDES: QUE PODAMOS SER ATEOS... PERO EN SILENCIO. EN LA INTIMIDAD. SIN PRETENDER CONVENCER A OTRAS PERSONAS. SIN ATENTAR CONTRA SU NEGOCIO DE LAS CREENCIAS.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

No puedo evitar responder a ésto:
¿Defenderías?

- El aborto.

Sí.

- La eutanasia.

Sí.

- La pena de muerte.

No. En cambio la Iglesia Católica la justifica:

"La enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte, si esta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas" Catecismo de la Iglesia Católica.

- El laicismo (que no laicidad).

También. El laicismo frente a los nacionalcatolismos del pasado y del presente.

- El anticlericalismo.

Por supuesto. El anticlericalismo, como saben muy bien los teólogos más progresistas, es la cara de Jano de la clericalla.

- El llamar matrimonio al "matrimonio homosexual".

Por supuesto que sí. ¿Acaso no viven los curas en el más antinatural de los estados, el celibato?

- El divorcio express.

También. Me parece una tortura pretender que dos personas que no se aman convivan a la fuerza.

- Los anticonceptivos.

Sí.

- El armamento nuclear.

No. Pero de nuevo la Iglesia vino a justificarlos, el armanento nuclear, la bomba sobre Hirosima y Nagasaki y en general las guerras.

- La visita del Papa a Madrid.

Será una buena noticia para los burdeles de Madrid, como ya sucedió en su última visita a Australia. No hay nada mejor para los burdeles que una reunión de celibatarios.

- La pornografía.

Sí. ¿Acaso no es bello el cuerpo del honmbre y la mujer?

- Las drogas blandas.

¿Se refiere a las clases de religión?

- La financiación de la Iglesia.

A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

- Las clases de religión.

Mejor, la Historia de las Religiones. La catequesis, en las parroquias.

- La pederastia.

No.

- Las relaciones sexuales precoces.

¿Qué se entiende por precoces? No hay nada más bello cómo descubrir la sexualidad. Increible que algunos quieran criminalizarla.

- Los Simpsons a las 14:00h.

¿Por los dioses, que probleman dan? No solo de "Teletubis" vive el hombre.

Durruti dijo...

Oiga "buen hombre"... Yo no sé si soy o no un "cachorro" como usted dice. Ahora bien... lo que sí sé es que no soy un iluso tragafábulas como algunos otros sí que parecen serlo. :oDDDD

Al respecto de "sus sensaciones" personales con relación a lo por mí expresado no puedo pronunciarme. Usted sabrá por dónde y cómo circulan las susodichas. :o)

Oiga... ya que parece ser que va de "más listo" y más "docto" que nadie pretendiendo dar "lecciones" a los demás se me ocurre que a muchos, igualmente, podría parecernos que tampoco tiene usted mucho que servir ni que aportar de "su propia cosecha". :o)

¿Cuánto de "propio" hay en lo suyo que no esté a priori tamizado por sus creencias y prácticas miméticas heredadas desde su más tierna infancia (presupongo, a no ser que sea usted un "creyente religioso" sobrevenido)? ¿Cuánto de "lo suyo" hay que no esté previamente supeditado y doblegado a los dogmas y a las doctrinas que se pretenden poseedoras de "verdades absolutas" (¡cosa ésta que no se creen ni ustedes!) :oDDD

Hombre... Uno puede tomar muy diversas y plurales posiciones y actitudes ideológicas, teóricas, y práxicas en concordancia con el propio criterio individual sin tener por ello que aceptar a priori dichas posiciones como "dogmas" impuestos, ni como presuntas "verdades absolutas" a imponer a nadie, las cuales hubieran de considerarse invulnerables a la crítica, a la duda, al cuestionamiento, a la rectificación, al cambio, o a la evolución si se considerara pertinente. ¿Es que los conceptos, las cosmovisiones, las ideas circulantes, los paradigmas culturales, o las teorías científicas se las va inventando uno sobre la marcha o qué? ¿Acaso, no nace uno inmerso en ellas, fueren cuales fueren las de su cultura particular en un momento histórico dado, por expresarlo así?

Y es que, particularmente, me parecería de completos imbéciles "volver a inventar la rueda" dejando de aprovecharnos y de pertrecharnos con los argumentos, los conocimientos, y las aportaciones ya dadas y ya expuestas por los más lúcidos, agudos, e inteligentes cerebros de quienes nos precedieron a lo largo de la historia; preferentemente desde 'la ilustración' hasta nuestro días (cuestión de gustos ya ve usted), entre los cuales no suelen encontrarse (salvo excepciones) quienes fueran y todavía (a estas alturas de la historia) sean capaces de tragarse ciertas fábulas y ficciones denominadas "religiosas" como si tal cosa sin que se les atragante "el menú". ¡Pues "con su pan se lo coman"! :oDDDD

Obvio es decir que, en estas cuestiones, me alineo por decisión propia con quienes están más cercanos a mis posiciones. Y ya ve usted..., todo esto asumido por decisión propia, sin imposiciones, sin intimidaciones, y sin coapciones de ninguna clase. No todos pueden afirmar lo mismo. :o)

Con relación a las preguntas que me hace... ¿Realmente cree oportuno dicho interrogatorio? Oiga..., que uno podrá ser joven pero no es idiota. Sus preguntas tienen "un tufillo" de lo más capcioso y se les ve una intencionalidad de lo más tramposa. Así que, si no le parece inadecuado, le sugiero que usted (ya que parece ir de "listo sabelotodo") se las responda solito por ciencia infusa si es que se cree capaz. :oDDDDDD

Obvio es decir que tengo mis propias opiniones, mis propias convicciones, y mis propios posicionamientos al respecto; mas, de momento, no tengo intención de desvelarlos en este foro simple y llanamente porque no me sale de los "bemoles" seguirle "el juego" a tan pío "buen hombre" (dicho sin ánimo de ofender) el cual, dándose aires de "más docto que nadie", cual si fuera el poseedor de alguna arcana "sabiduría absoluta revelada", es capaz de (parece ser) tragarse sin rechistar todas las fábulas y todas las ficciones cristianas... Eso sí que es una auténtica impostura intelectual. :oDDDD

Por otra parte permítame que le exprese mi agradecimiento por los programas televisivos que "me recomienda" aunque espero que, si no le importa, sobre dicho particular me permita decidir a mi libre discreción. De todas maneras le expresaré que es muy probable que los programas por usted indicados suelan ser más didácticos o, cuanto menos, más amenos y entretenidos de los que a buen seguro a los más píos, beatos, y carcas de este país les gustaría que todo el resto de la ciudadanía nos tragaramos por obligación. Seguro que los susodichos sujetos son los mismos que luego, en su intimidad, "se ponen a cien" con todas las pelis porno del plus, ja, ja, ja. :oDDDD

Don't Worry, Be Happy! :oDDDD