viernes, 30 de enero de 2009

¿Se puede disfrutar la vida siendo católico?

Mañana dedicaremos un jugoso post a este tema apasionante. Ni que decir tiene que si uno no gusta del sexo y prefiere el celibato, o si se es féliz virgen hasta el matrimonio, se adoran las fustigaciones, le va el masoquismo sin cópula, se apasiona por los sentimientos de culpa, aspira a repetir el mismo suplicio de Nuestro Salvador, etc por supuesto que se disfruta de la vida siendo católico.

¡Cuánta felicidad! De hecho.

Se entiende que nos referimos a si se puede disfrutar la vida "cumpliendo estrictamente como católicos", esto es, siendo consecuentes.

Luego están los que quieren ganarse el cielo pero viviendo como paganos. Esos no cuentan. Mañana les cuento.

4 comentarios:

Daniel M. Cruz dijo...

¿Disfrutar de la vida es algo objetivo o subjetivo?

Yo soy católico y disfruto de mi vida. De hecho estoy convencido de que ser católico es lo mejor que me ha podido pasar.

Eso debería responder a su pregunta.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

Ser católico es lo mejor que me ha podido pasar... la pregunta sería:

¿En cuántos universos paralelos ha vivido y cuántas vida ha conocido para llegar a la conclusión de que es lo mejor que le ha podido pasar?

A nosotros nos parece "lo más féliz del mundo ver el mundo con dos ojos" porque no tenemos tres para comprobar la diferencia.

La Tierra nos parece "el mejor lugar del mundo" porque no tenemos otras con las que comparar.

Nuestra fe nos parece la más lógica, porque nos han educado desde pequeñitos a creer en ella.

Las fés de los demás nos parecen absurdad, porque no nos han enseñado de pequeñitos a no creer en ellas.

Eso contesta a su afirmación.

Daniel M. Cruz dijo...

No, no lo contesta.
¿Quiere decir ud. que yo "creo que disfruto de la vida" pero, en realidad, si fuera ateo disfrutaría "realmente"?

Entonces, dígame:

¿Disfrutar de la vida es algo objetivo o subjetivo?


PD. Su fe no me parece absurda. Me parece perfectamente válida. Es al contrario: ud. es el que no respeta la mía.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

¿Yo no respeto su fe? Exactamente por qué:

a. ¿Le prohibo defender su fe? ¿No es la Iglesia la que pida que los ateos no puedan publicitarse?

b. ¿No le respeto por qué le contesto a sus reflexiones?

c. ¿Le obligo a usted a leerme?

A lo mejor, para respetar su fe debería decirle ¡Sí, tiene usted razón y yo estoy equivocado!... pero qué quiere que le diga, no me parece muy justo que la única forma de respetar a los cristianos sea asumir su concepción del mundo...

El resumen de esa posición, que estoy seguro no es la suya, sería algo así "¡Es usted un intolerante por no pensar como yo!"

Prefiero a Voltaire: "No estoy para nada de acuerdo con su opinión, pero respeto su derecho a expresarla"