domingo, 25 de enero de 2009

¡Blasfemia!

¡El conclave fariseo!

¡Blasfemia! ¡Que lo lapiden!

La última nota (de humor) de la Conferencia Episcopal Española me ha recordado a esa gran película que es "La vida de Brian". Dicen los señores de negro célibes (se supone) que la última campaña atea en los autobuses es una ¡blasfemia!. No deja de ser gracioso que se quejen de que los ateos podamos hacer campañas de promoción de nuestras ideas y reclamen del Estado que - por aquello del respeto a sus fantasías - nos silencie.

¿No quieren ver ellos crucifijos en todos los ámbitos públicos e institucionales, con absoluto desprecio de ateos, agnósticos, laicos, musulmanes, judíos, hindúes, etc? ¿No ansían ellos que todos los ministros juren con una cruz enfrente, pese a que algunos puedan ser no creyentes? ¿No pretenden que en las escuelas públicas se imparta catequesis 2, con los mismos profesores elegidos por ellos que también dan catequesis 1 en las parroquias?

No debe extrañarnos esa hipocresía de los catolicones españoles. Viven de venderle al respetable que a su muerte va a vivir eternamente, sin aportar una sola prueba. Que para que viva eternamente tiene que alabar constantemente a dios - un ser que es extremadamente bueno pero con algo de ego - y, de paso, pasar por caja y financiar a los intérpretes de la palabra de dios - un ser tan poderoso que no es capaz de hablar por sí mismo, menos aún de autofinanciarse -. Y claro, en ese cuento que venden, los ateos sobramos.

El negocio es el negocio. La Iglesia nunca se ha caracterizado por ser fiel ni a su propia palabra y por lo tanto, lo que reclaman para sí - poder ocupar cualquier espacio - se lo niegan a los demás; en este caso, que los ateos puedan pagar de su bolsillo una campaña de publicidad privada.

¡Bendita blasfemia!

15 comentarios:

Daniel M. Cruz dijo...

Menudo discurso rancio y reaccinario.

¿Tuvo usted algún problema con la iglesia siendo niño o adolescente?
¿Quién le ha tratado con desprecio o faltándole al respeto?

Cada línea que escribe está llena de amargura, envidia y resentimiento?
¿¿La Iglesia católica un negocio?? ¡Pues vaya negocio!

¡Blasfemia! ¿¿A quién le puede interesar si algo es blasfemia o no sino a los creyentes??


¿Sabe cuál creo que es el problema de quien está orgulloso de ser un apóstata? Que, en el fondo, necesita verse avalado en su decisión por los demás. Necesita ser escuchado (y querido, como todos los demás seres humanos).
Pero, para conseguirlo, como esos niños enrabietados que sólo pretenden llamar la atención, tienen que "hacer de chico malo".

"Probablemente, Dios no existe".
¡Pues vaya chorrada! - dirían. Acuéstese un rato y luego nos lo explica.

¡¡Noooooooooo!¡Claro! No vale con quedarlo ahí porque entonces A NADIE INTERESARÍA ni llamaría la atención nuestro discurso, no.
¡Hay que meterse en la vida de los demás y acusarles de preocupones, de tontos, de ingenuos, de errados, de sosos.

¿Para qué? ¿Para que nos contesten o para que se conviertan a la verdad del ateísmo?


Me recomiendan mis amigos católicos que la mejor manera de hacer entender a un ateo militante que se equivoca es no hacerle ni puñetero caso.

Reconozco que no es mi estilo pero empiezo a pensar que, tal vez, estén en lo cierto.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

Vaya por los dioses, ya nos salió el psiquiatrilla de salón: "¿está amargado? ¿tuvo algún problema en la infancia? ¿tiene problemas emocionales?"...

La verdad sea dicha, suele ser habitual en quienes recomiendan a los demás la psiquiatría - hablo de los amateur, claro - el proyectar en los demás sus propios problemas. Es lo que se denomina "culpabilidad inversa": quienes no piensan como yo, es que están enfermo. Quienes no ven el mundo como yo, son unos intolerantes.

También podemos emplear para el caso el dicho cristiano "ver la paja en el ojo ajeno..."

En fin.

Además, es de notar como usted empieza sus comentarios como el buen padrecito, comprensivo pero lamentando "mis errores" para terminar en el insulto directo, visto que persisto en mi negativa a no creer en sus ilusiones y sus fantasías religiosas.

Lamentable. Y muy cristiano por su parte.

Daniel M. Cruz dijo...

Si le he insultado diga en qué. Si no, ¿quién es quien hizo primero de psiquiatrilla con lo de "no seas creyente, disfruta de la vida"?

Si el que se manifiesta razonable y librepensador se muestra irracional en sus exposiciones, ¿qué otro camino hay distinto del de la psicología?

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

¿Irracional en mis exposiciones? Hasta ahora ante las evidencias históricas y lógicas contra su religión en particular solo puede responder "la fe", "el misterio"...

Por cierto, mentar la psicología en la Iglesia es como mentar la soga en casa del ahorcado. ¿No ha leído "el porvenir de la ilusión" de Freud? Creo que en psicología se considera la religión como fruto de una neurosis infantil.

Anónimo dijo...

Hola, Victor, ¿te hubiese gustado que Rouco Varela hiciese pronto las paces con su sobrina Magdalena (la de interviú), el hermano encarcelado de ésta y la madre de ambos? a mi si. Recordemos que en el año 2001, Rouco no fué al entierro de su hermano (el padre de Magdalena) debido a una visita al también difunto Juan Pablo II que luego fué mentira.

Daniel M. Cruz dijo...

Ninguna evidencia histórica o lógica de las que ha expresado van en contra de mi religión. Eso es una interpretación de los hechos.

Sin duda, no hablamos de la misma Iglesia. En la mía la psicología es una ciencia más (igual de limitada que la historia).

Pero me quedo sin saber, ¿cuál ha sido mi "insulto directo"?
Si le he insultado diga en qué. Si no, ¿por qué me acusa de "lamentable =muy cristiano"?

Por suspuesto, yo no pretendo que crea en nada. Pretendo que comprenda y respete.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

La psicología, la historia, la ciencia, la astronomía, la biología, la genética... todas las ciencias limitadas, incompletas e insufientes frente a la Verdad de Cristo que no admite más análisis que la fe y cuyas pruebas de lo sobrenatural siempre se remiten a textos escritos hace más de 2.000 años, en esos tiempos en los que un ataque epiléptico se consideraba una posesión demoníaca entre los semitas o donde una visión resultaba ser cierta, en vez de, a lo mejor, pura esquizofrenia.

Toda ciencia es inútil frente a la gran prueba de la fe: creer más allá de la razón y la inteligencia.

No en vano el Génesis hace un llamamiento explícito a la ignorancia como bien supremo y el Nuevo Testamento está plagado - especialmente el corpus paulino - de recelo hacia la sabiduría, el conocimiento y la razón.

"Arráncate los ojos de la razón para creer en Cristo" decía Lutero. Válido también para católicos.

"discurso rancio y reaccinario"
"Cada línea que escribe está llena de amargura, envidia y resentimiento"
"Como esos niños enrabietados"
"Acuéstese un rato"

Daniel M. Cruz dijo...

¡Es ud. el que se empeña en enfrentar las ciencias con las creencias, no yo! ¡Una cosa es la ciencia y otra es el cientifismo (asumir como únicos principios válidos los postulados científicos)!

Toda ciencia es inútil frente a la gran prueba de la fe: creer más allá de la razón y la inteligencia. .

Ninguna fe tiene pruebas. Ni la mía, ni la suya.

"Arráncate los ojos de la razón para creer en Cristo" decía Lutero. Válido también para católicos.

"Los ojos de la razón" son aquellos que se autolimitan. Lo que el ateo no puede comprender es que al arrancarse los ojos uno pueda ver.
A la luz de la fe la razón adquiere un significado diferente.
------------------------------

¿Son estos los "insultos"?

1 "discurso rancio y reaccinario"
2 "Cada línea que escribe está llena de amargura, envidia y resentimiento"
3 "Como esos niños enrabietados"
4 "Acuéstese un rato"


1 Opinión a cerca de su discurso.
2 Impresión ".
3 Símil infantil e inocente.
4 Obsérvese el "dirían" previo.

Me parece que en cada uno de los post de este blog hay comentarios irónicos y/o despectivos que no sólo ofenden a Dios (¡blasfemia!) sino a todos los católicos de forma mucho más grave que estos comenterios de un humilde psiquiatrilla de salón.

Por cierto, sigue callando su experiencia personal con la iglesia católica.
Espero que no se trate de psiquiatría. Sencillamente:
"Siempre hay dos razones para cada cosa: una buena razón y la verdadera razón".
Me pregunto cuál será su verdadera razón.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

"¿Son estos los "insultos"?"

Sí. Aunque podemos convenir que son, sobre todo, desprecio a la opinión - lo que no me parece censurable - más que una cuestión personal.

Y ahí está usted: primero empiece con el tono paternal, para pasar luego al ataque más directo. Mientras no pasemos ninguno esa regla, no hay problema.

"Me parece que en cada uno de los post de este blog hay comentarios irónicos y/o despectivos que no sólo ofenden a Dios (¡blasfemia!) sino a todos los católicos de forma mucho más grave que estos comenterios de un humilde psiquiatrilla de salón".

Por supuesto que busco la ironía, y no me importa ofender a dios. Sí quiere, que conteste dios. ¿Ofendidos los católicos porque alquien se meta con su ilusión particular?

Los votantes del PP se sentirán ofendidos cuando desde el PSOE se meten con sus dirigentes. Viceversa para los votantes del PSOE. Idem para los de IU. Si alguien ironiza sobre un actor, un músico, si alguien dice ¡vaya mierda de canciones las de bustamante! se sentirán ofendidos los seguidores, y así ad infinitum. A eso se le llama democracia. Que una persona pueda cuestionar o ironizar sobre una creencia, una opción ideológica, un estilo musical, etc.

El límite suele ser la injuria. Le pondré un ejemplo:

Rouco es más de derechas que el capitán américa. Es mi opinión.

Rouco es un pederasta, eso sería una injuria, pues no me avala nada para decir semejante cosa.

"Por cierto, sigue callando su experiencia personal con la iglesia católica.
Espero que no se trate de psiquiatría. Sencillamente:
"Siempre hay dos razones para cada cosa: una buena razón y la verdadera razón".
Me pregunto cuál será su verdadera razón".

¿Es que hay que tener una mala experiencia con la Iglesia católica para ser ateo? Si esa es su visión del mundo, me parece que es demasiado maniqueísta.

También parece decir: debe estar loco, debe ser cosa de psiquiatras, porque no cree. Eso sería, si tuviera ese pensamiento,algo bastante rastrero.

Por supuesto que hay gente que deja de creer tras contemplar como actúan los profesionales de la fe en los colegios de monjas y curas, en las parroquias, etc.

En mi experiencia personal sucedieron las siguientes cosas:

- De pequeño creía.
- Con la madurez deje de creer.

A los 14 leí la Biblia - por primera vez - Dejé de creer.

Desde los 14 he leído todo libro que ha caído en mis manos. Libros históricos, filosóficos, teológicos. He sentido verdadero interés por las religiones (en plural), sin creer en ninguna de ellas.

No me asusta morir en la nada, no tengo sentimientos de culpa, no tengo una historia personal de pederastia, no me han agredido ni curas ni monjas, no he tenido una cruel experencia en colegios religiosos... es más: estudié en un colegio concertado pero de orientación laicista: el Paideuterim. Allí no había crucifijos en las aulas ni religión ogligatoria.

No me he confirmado. Mi familia no ha tenido problemas con mi increencia: me padre era ateo. Mi madre, creyente pero contraria a la Iglesia como institución.

Por lo tanto, tampoco me han presionado familiarmente para mantener unas creencias y eso motiva mi rechazo de la fe.

Mi verdadera razón es mi apuesta por una sociedad libre de religiones y sus respectivos fanatismos. En palabras de Michel Onfrai:

"No desprecio a los creyentes. No los odio. Me parece, eso sí, desolador que prefieran ficciones tranquilizadoras de niños a las cruelas certidumbres de lo real. Prefieren la fe que calma a la razón que intranquiliza.

No siento odio por los que se arrodillan, es más siento compasión hacia los engañados, además de cólera contra los que les mienten siempre.

No siendo odio por los que se arrodillan, pero sí la certeza de nunca transigir con los que invitan a esa posición humillante y los mantienen en ella".

Siento, pues, desilusionarle: en mi vida personal no he sufrido ninguna experiencia turbardora religiosa que me haya conducido a un ateísmo "irracional". ¿Le hubiera gustado que fuera así, para quedarse más tranquilo?

Daniel M. Cruz dijo...

Se ve que en eso de los insultos y las injurias todo es muy relativo y depende de las intencionalidades y las susceptibilidades de cada uno.
Veo que le queda claro que no pretendía insultarle (no hay "insulto directo" a su persona, ni es lamentable, ni (ironía) muy cristiano (/fin de la ironía) por mi parte).

Que utilice usted la ironía sin que le importe si ofende o no a los católicos... a eso yo lo llamaría falta de respeto. ¿No es capaz de defender sus ideas sin tener que ironizar con las creencias, los pensamientos, los comportamientos y los sentimientos
de OTROS?

A mí, simple cristianito de a pie, me ofende bastante que ironice diciendo que creo en "ilusiones y fantasías religiosas", o que me recomiendan que tenga "hijos como conejos", o llamando a mis sacerdotes "señores de negro célibes (se supone)".
Si ud. lo ve bien será, simplemente, falta de sensibilidad.

Lo de la psiquiatría lo sacó ud. mismo (psiquiatría de salón)- Dije que no creo que sea para tanto (como parece ser, efectivamente).

No pretendo decir que la oposición férrea a la Iglesia sólo pueda partir del "rebote", pero está claro que nadie va en contra de algo que desconoce totalmente. Yo no me implicaría en la lucha contra el aborto, c.a., si no conociera en qué consiste realmente.

En su caso - y que conste que no pretendo juzgar a nadie sino poner de manifiesto cómo funcionamos los humanos - es probable que tenga motivos totalmente lógicos para ser ateo.
Por lo que dice, el primero es el de la educación: con un padre ateo y una madre creyente "a la carta", en una sociedad en progresiva secularización es difícil encontrar motivos para creer.
A pesar de todo, dice que "de pequeño creía". ¿De verdad? ¿Quiere decir que tenía fe en el Dios de Jesucristo? ¿Cree que un niño puede tener fe de verdad? ¡Bendita inocencia e ingenuidad! Una fe infantil, como la de sus majestades de oriente.
La fe adulta tiene muy poquito que ver con esa fe de preadolescente...

Y a los catorce años, "voilá", se pone a leerse la Biblia. ¿Cuál de las tres? ¿La de Jerusalem? ¿O directamente la tendenciosa?
Porque si dice que empezó a leer todo lo que caía en sus manos (puede que bien orientado).
¿Y cómo la interpretó? ¿En sentido literal? ¿Era ya por aquel entonces un aprendiz de historicista?
Leía las acotaciones y las introducciones exegéticas. ¿Las comprendía con 14 años?

Es probable que en la Biblia encontrara aparentes incorrecciones, contradicciones, hechos contrarios al dogma católico, etc. etc.

No hay que irse muy lejos. El Génesis leído veintiséis siglos después de haber sido escrito, sin haber estudiado el contexto, sin atender a la tradición judía ni cristiana... es sin duda un texto imposible.

Entiendo perfectamente que su opción fundamental sea la de asumir principios más directos, comprensibles.

El caso es que tiene ud. motivos muy respetables para su ateísmo.

Lo que no entiendo es el paso al ataque a la fe:
"apuesta por una sociedad libre de religiones y sus respectivos fanatismos".

¿No es ud. un fanático del ateísmo?
¿Una sociedad libre de religiones es una sociedad completamente atea, o una sociedad completamente agnostica? ¿O una sociedad en la que no existe ateísmo ni agnosticismo ni creencia o postura filosófica alguna?
¿Sinceramente cree ud. que es posible que, por muchos y buenos que sean sus motivos, los creyentes abandonemos nuestra fe "a la luz de la verdad del ateísmo"?
¿No es más acertado distinguir entre lo religioso y lo fanático? ¿Abogar por el respeto y la libertad?

Su apuesta es inconstitucional. De hecho, creo que en ningún país del globo terráqueo existe una jurisprudencia semejante, exenta de religiones (religion-free).

Y, lo más incomprensible todavía, es que afirme sentir compasión por los creyentes pero cólera por "los que les mienten". Como si la clase sacerdotal fuera una especie de logia manipuladora y atea, que supiera perfectamente que Dios no existe... ¡unos iguales a nosotros ateos pero con el poder de convicción y el poder inmenso de manipular las conciencias!
¿ES eso?

¡¡Menudo disparate!!
¿En serio cree que alguien en su sano juicio estaría dispuesto a dedicar su vida a la Iglesia católica con semejante perpectiva?
¿No es mucho más humilde reconocer que los sacerdotes son "los más creyentes de todos" y, por tanto, los que "más compasión merecerían"?

En definitiva, no es lo mismo ser ateo que ser anticlerical. Según lo veo yo, el ateísmo militante es, en realidad, una posición bastante parecida a la del creyente practicante (distintos principios pero mismo deseo de coherencia).
Lo de ser anticlerical me parece sacar los pies del tiesto.

Claro que, para gustos, los colores.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

"nadie va en contra de algo que desconoce totalmente".

En mí caso, procuro conocer a fondo las religiones. ¿Ha intentado conocer usted el resto de religiones, no sea que esté en el bando equivocado?

"Yo no me implicaría en la lucha contra el aborto, c.a., si no conociera en qué consiste realmente".

Tengo curiosidad ¿de qué se trata exactamente el aborto?

"Por lo que dice, el primero es el de la educación: con un padre ateo y una madre creyente "a la carta", en una sociedad en progresiva secularización es difícil encontrar motivos para creer".

En una sociedad secularizada dice. Claro, claro. El problema es de los padres, que no me entraron la religión a golpe de vara, como en aquellos tiempos gloriosos donde todo era religión y a los "indesables" se les quemaba.

"A pesar de todo, dice que "de pequeño creía". ¿De verdad? ¿Quiere decir que tenía fe en el Dios de Jesucristo? ¿Cree que un niño puede tener fe de verdad?"

¡Oh sorpresa! Bienvenido a mi tesis. Con esto creo yo entender que usted está en contra totalmente del bautismo al nacer y de la catequesis a los niños antes de que tengan la suficiente capacidad como para razonar por sí mismos. Ya que de niño no se puede creer, lo mejor es esperar a que crezcan y así no los adoctrinamos.

¿Por qué querrá usted decir eso? Sería bastante hipócrita que piense que un niño no está capacitado para entender el mensaje cristiano y sin embargo desde bebes se les adoctrine con el mensaje cristiano.

"La fe adulta tiene muy poquito que ver con esa fe de preadolescente..."

Sorprendamente: ¿se deja de creer en el pecado original, en el infierno, en la salvación eterna, en el dios que juzga, en el mal ontológico y en la santísima trinidad? ¿Los cristianos adultos conocen perfectamente la historia de su religión, sus cónclaves, etc? ¿Se han leído todos la Biblia, han meditado sobre ella?

¡Increible! Y yo sin saber que los cristianos adultos llegan a semejante nivel.

"Y a los catorce años, "voilá", se pone a leerse la Biblia. ¿Cuál de las tres? ¿La de Jerusalem? ¿O directamente la tendenciosa?"

¿De las tres? Sí se refiere a ediciones, yo tengo varias: la de Jerusalén - reconocida por la exégesis bíblica como la más fiel, efectivamente, la de Reina Valera y hasta esa muy tendenciosa que es la Nacar Colunga (no hay más que leer sus "notas a pie de página")

Es más, también he procurado hacerme con los apócrifos, tanto los del Antiguo Testamento como los del Nuevo.

Y añadimos la Biblia Judía y su Torá y el Coran y sus hadices.

"¿Y cómo la interpretó?"

Una pregunta:

- ¿Cómo interpreta usted la Biblia?.
- ¿Sabe cómo manda interpretar la Biblia la Iglesia Castólica?

"¿Las comprendía con 14 años?"

Aquí partimos del principio. Entiendo que usted está en contra en este caso de la "comunión", pues si una persona no está capacitada para entender la Biblia, menos aún para comulgar el cuerpo de Cristo.

La leí con 14. La releí posteriormente. De hecho, la he leído bastantes veces.

"Es probable que en la Biblia encontrara aparentes incorrecciones, contradicciones, hechos contrarios al dogma católico"

Verá, esa frase es muy católicas: "hechos contrarios al dogma católico". Habría que corregir en muchísimos casos: "el dogma católico como hecho contrario al Evangelio"

¿Ha leído a Juan José Tamayo? Le puedo recomendar varios libros. ¿Y a Hans Kühn?

"No hay que irse muy lejos. El Génesis leído veintiséis siglos después de haber sido escrito, sin haber estudiado el contexto, sin atender a la tradición judía ni cristiana... es sin duda un texto imposible".

Es más, sin haberse leído previamente la Epopeya de Gigamesh y las tradiciones sobre el origen del mundo y la Alianza con los dioses babilónicas y sumerias, es más dificil aún entender su contexto.

¿Ha procurado usted leer sobre esas tres cosas o le basta con una nota a pie de página en la, por ejemplo, Biblia de Jerusalén?

¿Ha procurado interesarse sobre las cuatro fuentes presentes en el Pentateuco?

"¿Una sociedad libre de religiones es una sociedad completamente atea, o una sociedad completamente agnostica? ¿O una sociedad en la que no existe ateísmo ni agnosticismo ni creencia o postura filosófica alguna?"

Me basta con una sociedad donde la religión sea un asunto privado de las personas y ni el Estado ni la Iglesia imponga en todas partes su doctrina, sus cruces, sus dogmas. Es decir, me basta con una sociedad donde el Estado sea "aconfesional" y donde niños de 10 años no tengan que ser "aislados" y "discriminados" por no asistir a clase de religión en una escuela pública o donde un padre pueda exigir la retirada de crucifijos de aulas públicas y otros padres, muy católicos ellos, le insulten a la entrada del colegio o azuzen a sus hijos contra la hija de este padre.

El mismo respecto que tiene una persona atea o agnóstica no llenando las aulas de mensajes o símbolos ateos, se le exige a un católico. Pero en este último caso resulta imposible.

Daniel M. Cruz dijo...

Aborto, religión "a golpe de vara" (absurdo), EpC, Gilgamesh, cruces... en el fondo se trata siempre de lo mismo: incompresión hacia el otro.

¿Qué le parecería que le dijera que debe ser ud. ateo, pero en su casa? Que la increencia "debe ser un asunto privado".
Pues lo mismo me parece a mí que me diga que no puedo vivir normalmente en sociedad conforme a mis creencias, manifestándolas públicamente sin complejos ni pretensiones.

No es que yo tenga problemas para ilustrarle a cerca del tema del aborto (desde mi especialidad en Biología Molecular y Genética por la UEx) ni de cómo deberíamos utilizar mejor el lenguaje (interrupción voluntaria de la vida en desarrollo=asesinato), pero es que lo fundamental es que siempre esquiva el punto de partida: EXISTEN MOTIVOS y razones respetables para creer en Dios exactamente del mismo modo que existen motivos y razones respetables para ser ateo.

Efectivamente, una fe adulta, madura y consecuente no puede quedarse en taparrabos y leer el Génesis sin analizar los relatos babilónicos y sumerio de la creación del mundo, contrastando unos con otros para tratar de captar la intencionalidad del autor. No puede dejar de plantearse si su religión es verdadera, o si es la única verdadera. Ser creyente no es tan fácil en los tiempos que corren.

Pero habemos cierto tipo de católicos que nos preocupamos por nuestra formación seriamente, a los que nos importa nuestra historia de errores y fracasos, pero también nuestra teología, nuestra exégesis y nuestra tradición. Todo eso es cosa nuestra, pero no es de lo que se trata.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

Aborto igual asesinato.

¿Cuándo se comete el asesinato? ¿Cuándo se unen el espermatozoide y el zigoto? ¿Cuándo se desarrolla el sistema nervioso? ¿Cuándo se derrama directamente el esperma - como sostiene la Iglesia y la Biblia (se acuerda de Onan a quien Dios mato - sic - por su crimen)? ¿Cuándo se desarrolla el cerebro?

Vera:

¿Ha visto usted símbolos ateos en los colegios públicos? A que no. Esa es la diferencia.

Me alegro le interese el mundo mitológico sumerio y babilónico. Curioso el dios judío, que necesitó recurrir a otros mitos para explicar su creación. Esperemos se lo transmita a quienes se empeñan en negar la evolución de las especies y la edad geológica de la Tierra.

Y sí, tiene razón: hay que cuidar el lenguaje. Por ejemplo:

- En la escuela pública no hay "Religión". Lo que se da es "Catequesis católica".

- Cuando la Iglesia exije que sus símbolos estén presentes en todas las instituciones, no es "tolerancia católica" es "nacionalcatolicismo".

- Y cuando el Papado clama contra el uso del preservativo en África, no es "defensa de la cultura de vida" es "condenar al SIDA y al asesinato por razones teológicas a millones de personas.

Daniel M. Cruz dijo...

Continúa esquivando la cuestión de fondo.

No se trata de imponer nada a nadie sino de posturas que deben respetarse.

Y hay cuestiones que no tienen mucho que ver con la religión sino más bien con la razón y el sentido común. Aunque hay que estudiar un poquito y no cometer errores garrafales como decir que el "espermatozoide se une al zigoto".

Brevemente

Ser vivo = ADN.
Individuo = dotación genética.
Desarrollo biológico= desde cigoto hasta adulto (al final de la pubertad).

Persona = ser humano.

Desarrollo = desarrollo embrionario + desarrollo fetal + desarrollo infantil + desarrollo intelectual + desarrollo moral + ...

Nacimiento = vida.
Aborto = muerte.

Aborto a voluntad = muerte a voluntad = asesinato.


Y en cuanto al SIDA ocurre algo parecido. La simple lógica ha llevado a ONUSIDA a recomendar el protocolo ABC (abstinencia, fidelidad, condones). Es cuestión de estudiar otro poquito y ver los resultados de unas intervenciones y otras en distintos países.


Aún así, repito. Sigue esquivando la cuestión fundamental.

Víctor Manuel Casco Ruiz dijo...

¿Esquivar lo fundamental?

Que yo sepa, es la Iglesia la que pretende imponer a todos los demás su concepción de la vida, sus normas morales, su sentido del bien y del mal...

A aborto igual a muerte:

Y sin embargo no ha contestado nada... a menos claro que quiera decirme que impedir que un espermatozoide termine generando un organismo vivo es un crimen...

Ergo: la masturbación es un asesinato. El uso de preservativos es un asesinato... ¡incluso un sueño húmedo sería un asesinato inconsciente e involuntario!

¿Quiere usted decir eso?

Le repito la pregunta: ¿Cuándo se "asesina"? ¿En qué momento del desarrollo embrionario estamos ante un "ser humano"?

Su planteamiento es, en el fondo, religioso. Para usted se asesina "un alma". El embrió, de hecho, según la Iglesia, contiene desde el principio ese "alma".

Puebas de todo ello: ninguna.

Es imposible "asesinar" a un embrión que carece de cerebro, de sistema nervioso... etc. Por ello, nada más lógico que establecer un sistema de plazos, siendo la cuestión un debate médico, y no religioso.

Por supuesto, que los católicos cunplan con su doctrina y no aborten en ningún momento. A los demás, permítasenos establecer unas directrices médicas y jurídicas.

La triple ABC dice usted... Pero su santa Iglesia rechaza la "C", los condones u otros modelos contraceptivos...

Abstinencia y fidelidad ¿todo el mundo condenado a no tener relaciones sexuales hasta casarse? ¿Y dice usted que la Iglesia no quiere imponer sus normas a nadie?