miércoles, 26 de noviembre de 2008

Lecturas edificantes (III)

Los chicharrones que tanto gustan a dios

"1. Y si su ofrenda fuere sacrificio de paces, si hubiere de ofrecerlo de ganado vacuno, sea macho ó hembra, sin defecto lo ofrecerá delante de Javhé: 2 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y la degollará á la puerta del tabernáculo del testimonio; y los sacerdotes, hijos de Aarón, rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 3 Luego ofrecerá del sacrificio de las paces, por ofrenda encendida á Javhé, el sebo que cubre los intestinos, y todo el sebo que está sobre las entrañas, 4 Y los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño que está sobre el hígado. 5. Y los hijos de Aarón harán arder esto en el altar, sobre el holocausto que estará sobre la leña que habrá encima del fuego; es ofrenda de olor suave á Javhé 6. Mas si de ovejas fuere su ofrenda para sacrificio de paces á Javhé, sea macho ó hembra, ofrecerála sin tacha. 7 Si ofreciere cordero por su ofrenda, ha de ofrecerlo delante de Javhé: 8 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y después la degollará delante del tabernáculo del testimonio; y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 9 Y del sacrificio de las paces ofrecerá por ofrenda encendida á Javhé, su sebo, y la cola entera, la cual quitará á raíz del espinazo, y el sebo que cubre los intestinos, y todo el sebo que está sobre las entrañas: 10 Asimismo los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y el que está sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado. 11 Y el sacerdote hará arder esto sobre el altar; vianda de ofrenda encendida á Javhé 12 Y si fuere cabra su ofrenda ofrecerála delante de Javhé 13 Y pondrá su mano sobre la cabeza de ella, y la degollará delante del tabernáculo del testimonio; y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar en derredor. 14 Después ofrecerá de ella su ofrenda encendida á Javhé; el sebo que cubre los intestinos, y todo el sebo que está sobre las entrañas, 15 Y los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y el que está sobre los ijares, y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado.
16 Y el sacerdote hará arder esto sobre el altar; es vianda de ofrenda que se quema en olor de suavidad á Javhé: el sebo todo es de Javhé 17 Estatuto perpetuo por vuestras edades; en todas vuestras moradas, ningún sebo ni ninguna sangre comeréis.


¡Como te gustan los chicharrones, eh, Señor! Con cuanta pulcritud indicas a tus sacerdotes que deben quemar para tí, como hacerlo y en cuánta cantidad. No sabíamos que te gustara el olor de chicharron. En fin, dioses más raros ha dado la imaginación humana.

No hay comentarios: