lunes, 3 de noviembre de 2008

¡Divino Holbach!

Es tiempo de anunciar una buena noticia: la editorial Laetoli ha sacado recientemente al mercado una nueva colección que bajo el título de "Los ilustrados" traduce al español las obras del divino Holbach.

Ya están en las librerias desde junio su imprescindible "El cristianismo al descubierto" junto a "Sistema de la naturaleza" y se anuncia en breve la "Etocracia".

Paul-Henri Thiry barón de Holbach fue, en la Ilustración, el gran difusor del ateísmo. Obligado a publicar bajo pseudónimo, sus obras fueron quemadas, perseguidas con saña y amorosamente guardadas y protegidas por quienes tuvieron la oportunidad de hacerse con ellas.

"El cristianismo al descubierto" fue, de hecho, uno de los libros más buscados y vendidos del siglo XVIII y eso que algunos de sus vendedores descubiertos terminaron en la picota, azotados y marcados o condenados a galeras.

"Paz en la tierra y buena voluntad a los hombres - escribe Holbach - Así es como se anuncia esta Evangelio que ha costado al género humano más sangre que todas las demás religiones del mundo juntas".

"La pasión atea de este filósofo es considerable - escribe Michel Onfray en su Tratado de ateología - Pulveriza los melindres deístas de Rousseau, las comedias anticlericales de Voltaire, defensor de la religión para el pueblo, y las dudas de Diderot sobre Dios".

Seguramente por eso su nombre fue condenado al olvido y en las academias se hizo el silencio. Demasiado perturbador. Demasiado actual. A poner remedio a tan injusta situación viene ahora la editorial Laetoli.

No hay comentarios: