martes, 14 de octubre de 2008

Perdona, que algo queda

"Desde tiempos inmemoriales es sabido cuán provechosa nos ha resuldado esta fábula de Jesucristo" Carta del Papa Leon X (1513-1521) al cardenal Bembo.

Y si antes hablábamos de confesiones, ahora toca hablar de penitencias. La verdad es que con el invento de la confesión y el perdón la Santa Iglesia encontró un buen filón desde el que sacarle los cuartos a todo bicho viviente.
Porque pecar tenía su precio.Tasado y cobrable.
Al simpático Papa Leon X - de nombre original Giovanni de Lorenzo di Médici - cuya frase encabeza este escrito, se debe la "Taxa Camarae" (1517), otorgadora de indulgencias varias y donde se estipulaba que no había delito en la tierra que no pudiera perdonarse... pasando por caja. Veamos algunos de sus artículos:
1. El eclesiástico que incurriere en pecado carnal, ya sea con monjas, ya con primas, sobrinas o ahijadas suyas, ya en fin, con otra mujer cualquiera, será absuelto mediante el pago de 67 libras, 12 sueldos.
2. Si el eclesiástico, además del pecado de fornicación, pidiese ser absuelto del pecado contra natura (sodomia) o de bestialidad, debe pagar 219 libras, 15 sueldos. Más si solo hubiera cometido pecado contra natura con niños o con bestias y no con mujer, solamente pagará 131 libras, 15 sueldos.
3. El sacerdote que desflorase a una virgen pagará 2 libras, 8 sueldos.
5. Los sacerdotes que quisieran vivir en concubinato con sus parientes pagarán 76 libras, 1 sueldo.
8. La absolución y la seguridad de no ser perseguidos por los crímenes de rapiña, robo o incendio costará a los culpables 131 libras, 7 sueldos.
9. La absolución del simple asesinato cometido en la persona de un laico se fija en 15 libras, 4 sueldos, 3 dineros.
10. Si el asesino hubiese dado muerte a dos o más hombres en un mismo día, pagará como si hubiese asesinado a uno solo.
12. El que ahogase a un hijo suyo pagará 17 libras, 15 sueldos.
14. Por el asesinato de un hermano, una hermana, una madre o un padre se pagarán 17 libras, 5 sueldos.
15. El que matase a un obispo o prelado de jerarquía superior pagará 131 libras, 14 sueldos, 6 dineros.
18. El que por anticipado quisiera comprar la absolución de todo homicidio accidental que pudiera cometer en lo venidero pagará 168 libras, 15 sueldos.
19. El hereje que se convirtiese pagará por su absolución 269 libras.
25. El fraile que por su mejor conveniencia o gusto quisiere pasar la vida en una ermita con una mujer, entregará al tesoro pontificio 45 libras, 19 sueldos.
28. El hijo bastardo de un cura que quiera ser preferido para desempeñar el curato de su padre, pagará 27 libras, 1 sueldo..
34. El que por simonía quisiera adquirir uno o muchos beneficios, se dirigirá a los tesoreros del Papa, que le venderán ese derecho a un precio moderado.

Menos mal que, según autores, el pontificado de León X es uno de los más brillantes en la historia del papado.