martes, 14 de octubre de 2008

Mi apostasía, el renacimiento a la edad de la razón

Lo emitieron el 11 de junio de 2008. Por fin se me reconocía como apóstata por parte de la Iglesia.

Mi abandono público de la fe católica y ante sus propias autoridades tiene tanto simbolismo, es tan trascendental para mi conciencia, como el bautizo lo es para los seguidores de esta doctrina religiosa.

Fue como nacer a la edad de la razón y abandonar el pecado original de la ignorancia causado en este mundo por las Iglesias cristianas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En madrid el facherio obispal no nos deja ejercer nuestro derecho a abandonar esta secta

padre Meslier dijo...

¡Que suerte tenéis! ¡Y qué envidia! El obispado de Madrid aquí lo prohibe.