martes, 14 de octubre de 2008

Lecturas necesarias

"Aquel que quiera ser cristiano debe arrancarle los ojos a su Razón".
Martín Lutero. Protestante.
"Quemen las bibliotecas, porque su valor está en este solo libro".
Califa Omar I, en la toma de Alejandría
"Después de Jesucristo es ya odiosa toda investigación. Si creemos, ya no exigimos nada que vaya más allá de nuestra fe".
Tertuliano, Padre de la Iglesia
Pues justamente mi consejo es el contrario a todos los anteriores. Nada conviene más a la inteligencia del género homo que leer, pensar y razonar. Las religiones, por lo general, exigen de sus adeptos que asuman sin cuestionamiento los dictados de la fe - que siempre se encargan de interpretar curas, pastores o imanes -. Aquí vamos a pedir que no se asuma nada y que los argumentos pesen por encima de las costumbres y las aceptaciones acríticas.
Y nada mejor que empezar recomendando algunos libros. Seguro que muchos cristianos practicantes se nieguen incluso a leerlos, pues ellos se encuentran orgullosos y seguros de su posesión más preciada: todo lo que ignoran.
Vamos, pues, a ello, a una breve y concisa lista de libros pare leer y discutir:

1. El matemático Piergiorgio Odifreddi ha publicado recientemente "Por qué no podemos ser cristianos y menos aún católicos", obra muy recomendable que analiza los mitos presentes en la Biblia, la construcción programada de una religión y el papel de la Iglesia católica en la historia de occidente.
2. Igual de bueno es la última aportación de Pepe Rodríguez "Los pésimos ejemplos de Dios según la Biblia", autor también de "Mentiras fundamentales de la Iglesia católica". En el último hace un recorrido por los distintos dogmas católicos poniéndolos en entredicho y analizando como se fue creando (y por qué y por quiénes) - y manipulando - la edición actual de la Biblia. En el primero, y asumiendo que los cristianos dicen que la Biblia es la palabra de Dios, se analiza versículo a versículo sus pronunciamientos, apareciendo entonces un dios contradictorio, colérico y cruel.
3. A Karlheinz Deschner se debe la monumental obra "Historia criminal del cristianismo" que actualmente va por su tomo IX (transitando aún por el mundo carolingio). Un buen y contundente recorrido por los asesinatos, guerras, persecuciones y masacres que amparó y promovió el cristianismo desde sus orígenes.
4. Lo siguiente es un clásico, el gran clásico, la obra "¿Por qué no soy cristiano? y otros ensayos" del filósofo Bertrand Russell. Es la aportación de un gran laicista.
5. También se puede recomendar para quienes tengan interés en la teoría y descripción de las confesiones religiosas la obra de Alfredo Fierro "Sobre la religión". Y ello porque "no es seguro que haya dioses: más bien se antoja dudoso; pero religiones, esas sí que las hay y son de este mundo".
6. Y por supuesto, y como colofón necesario, la propia Biblia... en cualquier de sus múltiples versiones: la católica, la judía, la protestante... Por regla general los practicantes de estas dos religiones (la judaica y la cristiana) no suelen leer "su libro". Como mucho escuchan algunos versículos de labios de un sacerdote o un pastor, que selecciona los más propagandísticos y los menos lesivos para la inteligencia. Otros realizan lecturas "guiadas", guiadas por un "experto" que quiere que su rebaño no se asuste demasiado y, sobre todo, se ponga a pensar por sí mismo.
Lo mejor, sin duda, es leer la Biblia con tranquilidad y con mente abierta. Gracias a ello muchos decidieron volverse agnósticos.Por supuesto hay muchos más libros. Grandes ensayos. Libros de historia e incluso novelas como las de Gore Vidal ("Juliano el apóstata" o "Mesías"). Pero por hoy, bástenos con estas recomendaciones.

No hay comentarios: